stop

El modisto ourensano, Adolfo Domínguez, carga contra el equipo de Estanislao Carpio por tener “una mala estrategia” y “gestionar mal el día a día”

en A Coruña, 28 de abril de 2017 (13:37 CET)

Adolfo Domínguez inicia nueva etapa. Queda como símbolo del cambio de ciclo la presentación de resultados de este viernes, que regresó tras muchos años al centro logístico de la compañía en Ourense. El diseñador ourensano no se mordió la lengua respecto al equipo directivo cesado, el que encabezaba Estanislao Carpio. Consideró que “el gran motivo” de su salida es que “lo hacían muy mal”.

A este respecto, consideró que “tenían una mala estrategia y gestionaban mal el día a día”, y desveló que llegaron a tener problemas de abastecimiento en la planta que se solucionaron con el cambio de dirección. Todos los errores de gestión se notaban en los números. “Durante 18 meses perdieron 2,2 millones cada mes. Nos llevaron a punto del desastre”, zanjó Adolfo Domínguez.

El último año y medio de gestión de la anterior directiva, la compañía perdía “20 euros por cada 100 euros” que vendía. “Estamos ganando actualmente dos euros por cada 100. Esto es muy fuerte”, resoplaba el diseñador en la planta ourensana.

Adolfo Domínguez consideró “inesperado” estos malos resultados y llegó a la conclusión de que “cuando hay turbulencias” es preferible que piloten los que mejor “conocen el barco”.