stop

Adolfo Domínguez abonó una indemnización de 571.000 euros a su exconsejero delegado, al margen de otros 187.000 euros que percibió como consejero ejecutivo

en A Coruña, 06 de junio de 2017 (13:15 CET)

A Adolfo Domínguez le salió caro desprenderse de su consejero delegado. La reestructuración del equipo del grupo textil llevada a cabo el año pasado, con Estanislao Carpio al frente, que ocupaba un puesto en el consejo, se saldó con el abono de una indemnización de 571.000 euros. Adolfo Domínguez explica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la dimisión de Carpio fue comunicada en julio de 2016. Era entonces consejero delegado de un grupo al que se había incorporado en 2012 en calidad de director general.

En 2016, señala Adolfo Domínguez a la CNMV, "la sociedad abonó una indemnización al anterior consejero delegado por un importe de 571.000 euros, acordada con el ex-ejecutivo y aprobada por el consejo de administración". La suma incluye, explica, "la amortización del saldo pendiente que el señor Carpio debía a la sociedad en virtud del contrato de crédito suscrito con fecha 10 de enero de 2013, de lo que se había informado oportunamente en los informes de los ejercicios pasados". A ello hay que añadir el pago de intereses devengados pero no cobrados hasta esa fecha por importe de 3.000 euros.

Más sueldos

Carpio, en calidad de consejero ejecutivo, había recibido otros 187.227 euros el año pasado. En concreto, en relación con la remuneración percibida por los consejeros ejecutivos de la sociedad, dice la compañía, "la remuneración total recibida por Adolfo Domínguez, Estanislao Carpio y Elena González (esposa del modisto), por su condición de consejeros y por razón del desempeño de sus funciones ejecutivas  conforme a su relación contractual ascendió, respectivamente, a 217.080, 187.227 y 147.055 euros por el ejercicio de sus funciones de dirección para el ejercicio iniciado el 1 de marzo de 2016". En el caso de Carpio y Elena González, los abonos corresponden hasta la finalización de su relación como consejeros de la sociedad en los meses de julio y noviembre, respectivamente.

Carpio, además de directivo, era accionista de Adolfo Domínguez, títulos que adquirió en su mayor parte en la ampliación de capital que llevó a cabo la sociedad en 2013. Adolfo Domínguez le recompró las acciones, que destinó a autocartera.